¿Quiénes somos?

El Movimiento Scout fue fundado por Lord Robert Baden-Powell en 1907, es un movimiento juvenil popular de carácter educativo, cuya estructura favorece verdaderamente la participacion desde la base misma hacia arriba y cuyo enfoque es comprometer a los jóvenes de todo el mundo.

El Movimiento Scout Mundial de hoy, es una confederación de 162 Organizaciones Scout Nacionales con una red de más de 40 millones de miembros en más de 1 millón de Grupos de Scout en las comunidades locales. Unos 7 millones de adultos voluntarios apoyan actividades locales, dando como resultado un inmenso efecto multiplicador.

A través del liderazgo entre pares y la inspiración, cada Grupo Scout local adopta el mismo conjunto de valores ilustrados en la Promesa y Ley Scout. Cada uno de nuestro millon de Grupos Scout locales sigue un sistema similar, de educación no-formal adaptada a los aspectos culturales y únicos de su comunidad local.

Qué hacemos?

El método que aplicamos:

Para lograr nuestros objetivos recurrimos al método scout, que se define como un sistema de autoeducación progresiva, y que constituye un todo integrado en el que se combinan diversos elementos.

Ley y Promesa:

El elemento fundamental de este método es la invitación a los jóvenes a aceptar libremente la Ley y a entregar su Promesa, en que se expresan de manera comprensible los principios.

Así, Ley y Promesa no sólo formulan principios, sino que por su intermedio un joven establece, voluntariamente, un estilo de vida, un compromiso personal hacia un código de conducta determinado y acepta, ante un grupo de compañeros, la responsabilidad de ser fiel a la palabra dada.

Aprender Haciendo:

En armonía con nuestros conceptos básicos, otro elemento del método es la educación activa, en que el aprendizaje se hace a través de la observación, la experimentación y la actividad personal, permitiendo a los jóvenes realizar por sí mismos, adquirir experiencias personales y desarrollar la creatividad.

Sistema de Equipos:

Un tercer elemento clave es la pertenencia a pequeños grupos sociales. Estos grupos de iguales aceleran la socialización, identifican a sus miembros con los objetivos que le son propios, permiten el conocimiento profundo de otras personas y facilitan el aprecio mutuo, la libertad y espontaneidad, creando una atmósfera o espacio educativo privilegiado para crecer y desarrollarse.

El pequeño grupo facilita igualmente el descubrimiento y aceptación de la responsabilidad y prepara para el autocontrol, colaborando en la formación del carácter, en la adquisición de habilidades y en la capacidad de participar, conociendo sus derechos y deberes.

En este proceso, el educador adulto, manteniéndose como tal, se incorpora alegremente a la vida juvenil, dando testimonio de los valores que el Movimiento propone y ayudando a descubrir y revelar, nunca ejerciendo control. Este estilo de presencia facilita el diálogo y la cooperación entre generaciones.

Así, la autoridad adulta existe como un servicio para la libertad de los jóvenes.

Programa de Actividades Progresivas:

El método scout se expresa finalmente en un programa de actividades progresivas, con el fin de satisfacer la necesidad de un desarrollo gradual y armónico de los jóvenes. Además, es estimulante y desafiante, con el objeto de atraer a aquellos a quienes se dirige.

El Programa es también una combinación equilibrada de actividades variadas, que se basan en los intereses y necesidades de los participantes.

Entre tales actividades destacan los juegos, las técnicas y habilidades prácticas, el servicio a la comunidad y su desarrollo, la vida al aire libre y la reflexión.

El Juego Educativo:

El juego y la aventura son los medios fundamentales a través de los cuales el niño y el joven se relacionan con la comunidad. Desde el punto de vista educativo, les permite descubrir su propia identidad, introduciéndolos en el conocimiento de los demás y en la exploración del mundo.

Las Técnicas y Habilidades Prácticas:

La educación por la acción implica actividades y técnicas atrayentes que se aprenden ejecutándolas. Además de ser medios privilegiados de aprendizaje al permitir que el joven adquiera experiencias personales y desarrolle su creatividad, estas habilidades lo llevan a descubrir la realidad exterior, le dan a conocer sus propias afinidades y aptitudes y lo inician en su vocación.

Aprender Sirviendo:

Los servicios a la comunidad y la participación en su desarrollo son una expresión real de los principios del Movimiento y también una técnica educativa especifica.

Aprender sirviendo es una forma de conocimiento de sí mismo, de integración social efectiva, de estimulación de la iniciativa y de asimilación de valores tales como la sobriedad de vida, la justicia, el respeto a los derechos de los demás y la solidaridad.

Vida al Aire Libre:

La vida al aire libre es el medio ideal para las actividades scouts.

Por su intermedio el joven desarrolla y equilibra su cuerpo, su salud y sus capacidades físicas, factores importantes para su futura calidad de vida

Los desafíos de la naturaleza retornan al joven a los ritmos naturales y estimulan la creatividad, que la vida excesivamente organizada de las ciudades dificulta.

Estos mismos desafíos crean vínculos poderosos entre los miembros del grupo y posibilitan una comprensión profunda de la vida en sociedad. La naturaleza es un ámbito en que la libertad puede ser ejercida espontáneamente y una profunda formadora de conceptos estéticos, al entregar un sentido natural de la belleza.

La naturaleza también juega un papel fundamental en el desarrollo espiritual de los jóvenes. No como una forma de adoración o un sustituto de la religión, sino como un testimonio de creación, un mensaje del Creador a través de su obra y una invitación a la co-creación.

Este significativo valor de la naturaleza, confrontado con los daños que el hombre contemporáneo impone a su armonía, hace que el Movimiento Scout defienda y promueva la integridad del mundo natural. Este concepto expresa la idea de conservación de la naturaleza y hace hincapié en que el espacio vital de la humanidad y de los organismos vivos constituyen un todo ecológico, un sistema interdependiente, y que un perjuicio a cualquier parte de él se comunica al sistema completo.

Vida de Reflexión:

La reflexión personal y su puesta en común a través de las numerosas instancias de consejo que el método scout ofrece, son medios educativos propiciados y aplicados por el Movimiento.

Es una reflexión motivada por la acción, y que con posterioridad al análisis retorna a una acción corregida y profundizado. Sólo en esa medida las demás actividades del programa se traducen en crecimiento y estabilidad personal.

¿Cómo integrarme?

Acércate a uno de nuestros grupos. Puedes revisar el que esté más cercano a tu casa en nuestro mapa de grupos